El mal de la alta ejecutiva

Esta también explicado que lo he copiado integramente y le he he añadido comentarios en azul, que son mios. Puedes leerlo en http://www.telva.com/2015/06/23/trabajo/1435044582.html

 

Broker de bolsa, corresponsales de guerra, profesores y, ahora también, las mujeres directivas encabezan la lista de profesionales que pueden ver  perjudicada su salud. Lo dicen los estudios: la posibilidad de sufrir un infarto se multiplica por 6 después de haber trabajado al límite, y la de tener diabetes tipo 2 aumenta un 30 por ciento si excedes las 55 horas semanales.

 La adrenalina, el estrés, una mala alimentación, la falta de sueño... Son algunos de los problemas de las directivas del siglo XXI.

Foto: Nerea López. Realiza: Cristina G. Vivanco.

La adrenalina, el estrés, una mala alimentación, la falta de sueño… Son algunos de los problemas de las directivas del siglo XXI. Y todavia hay más
 

Jornadas laborales eternas, falta de sueño, presión y sándwiches de máquina… Estos ingredientes aliñan el día a día de la mayoría de las profesionales con cargos de responsabilidad. Una auténtica bomba que detona en nuestro organismo mecanismos irreversibles que nos debilitan. Lo advierten los estudios: trabajar más de 40 horas  semanales perjudica la salud cardiovascular. Es decir el 99,5%

Una nueva epidemia silenciosa se incuba en los  despachos de los ejecutivos: podría llamarse “mal de la alta dirección“, que ya es objeto de estudio en unidades específicas, como en el Centro de Investigación Biomédica EuroEspes (www.euroespes.com), que tiene un Programa de Prevención de Riesgo Cerebral para Altos Ejecutivos.

Retrasar los relojes una hora, que propugno e impulso desde hace años, para adecuarlos al meridiano de  Greenwich, implantar la  jornada continua o el adelanto del primetime o apagar el televisor facilitarían una verdadera conciliación de la vida laboral y personal, pero hasta que esto suceda te proponemos seguir los consejos de los mejores expertos para prevenir esos “daños colaterales” que aparecen al encabezar el staff de una empresa. Toma nota.

La adrenalina: tu enemiga

El problema:Una persona con un puesto de alta responsabilidad está sometida a una tensión  frecuente, lo que incrementa la secreción de adrenalina en el cerebro“, advierte el doctor Leandro Plaza, cardiólogo y presidente de la Fundación Española del Corazón (www.fundaciondelcorazon.com). “Esto aumenta las pulsaciones, produce taquicardia y eleva la presión arterial“.

Pero no sólo de dentro viene el problema: los directivos/as duermen menos, comen más grasas saturadas, son sedentarios porque no tienen tiempo para hacer deporte y abusan del tabaco y el alcohol. Su horario laboral de 11 horas o más incrementa las posibilidades de sufrir una enfermedad coronaria y sufren depresión, que aumenta tres veces el riesgo de muerte tras un infarto. Una bomba de relojería en la que la mujer es la más perjudicada. “Las hormonas femeninas son protectoras y, a partir de los 45 años, cuando llegan a la alta dirección, disminuyen“, argumenta el doctor Plaza. Efectivamente.

Estrés: sin tiempo para funcionar

El estrés es un proceso de activación que nos hace estar más ágiles, pensar más rápido, tener más tono muscular para estar más fuertes y aumentar la tasa cardíaca para bombear más oxígeno.

El problema:Por eso, cuando una persona está estresada tiende a comer más y alimentos muy calóricos“, advierte el doctor Antonio Cano Vindel, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).
Entonces la energía aumenta, pero llega un momento en el que nos fatigamos y no queda de dónde obtener los recursos. El organismo empieza a tirar de donde puede y  a la larga pueden incluiso producirse deshidratación y dermatitis“, explica. Y muchas más cosas, como infartos, ictus, cáncer,…

 El estrés es el mayor enemigo de las mujeres directivas. ¿Sabes cómo hacerle frente?

Foto: Toni Bernad.

El estrés es el mayor enemigo de las mujeres directivas. ¿Sabes que pocos directivos confiesan tner estrés? ¿Sabes cómo hacerle frente?
 

Las personas estresadas desarrollan obesidad, duermen poco, no regeneran sus recursos y les falla el sistema inmune. Un poema…

Las mujeres que tienen estrés sufren más infartos, “pero también más enfermedades digestivas, infecciosas, cáncer, cansancio crónico, falta de deseo sexual, ataques de pánico, etc…“.

La estrategia: Vivimos pegados al email, tanto que en Francia han decidido tomar medidas y han firmado un acuerdo para que consultores e ingenieros con cargos de responsabilidad estén obligados a apagar, durante 11 horas diarias, los móviles y ordenadores que les conectan a la oficina. Si eso en Francia y muchas cosas más

Alimentación: más colesterol y diabetes

 ¡Vigila tu alimentación! Los doctores te dan la clave para comer bien en la oficina.

Foto: Toni Bernad.

¡Vigila tu alimentación! Los doctores te dan la clave para comer bien en la oficina.
 

El problema: El estrés y los nervios nos hacen consumir productos con más azúcar y grasa, lo que incrementa el riesgo de padecer diabetes, sobre todo en la población femenina.  “Estar muchas horas sentado, hacer poco ejercicio y no tener tiempo para comer bien provoca sobrepeso y una resistencia a la insulina que aumenta la incidencia de la diabetes“, explica la nutricionista Mª Teresa Barahona, autora del libro ¡Qué  divertido es comer fruta! (Ed. Cuento de luz).

Las mujeres directivas hacen una dieta rica en proteínas (carne, pescado) y pobre en legumbres, verduras y frutas”, advierte. Además, abusan de la comida preparada, rica en grasas saturadas y sal.

La solución: Busca restaurantes que cocinen de forma saludable, elige platos sencillos sin salsas ni fritos y mide cantidades: cuando se come fuera las raciones son más abundantes. Y lo más importante: mastica despacio.  Y hazte un plan. Nada de dietas. ¿Sabes que la nutrición tiene 6 factores?

Otro truco es comer con orden. “Nuestro organismo está regulado por un reloj interno que hace que se segreguen unas hormonas cuando empieza el día y otras cuando anochece. Con los alimentos hay que seguir este ritmo, por lo que habría que tomar en la primera mitad del día los hidratos de carbono (pan, pasta, arroz) integrales para tener energía y, por la noche, proteína para reparar el organismo“, explica la doctor.

¿Y el mito de los alimentos salvavidas o milagrosos? Nueces, té verde… ¿Si me  atiborro de ellos compensaré las horas extra de oficina? Lamentablemente, no. Entre sus favoritos: 

  • Legumbres, pescado azul, cereales integrales… Aumentan la hormona de la felicidad.
  • Nueces, chocolate al 70-80 por ciento de cacao, vino tinto, té verde… Neutralizanlos radicales libres causantes de tumores y enfermedades.
  • Las frutas y verduras de temporada, provocan reacciones químicas en el organismo, favorecen el tránsito intestinal y disminuyen la absorción de las grasas y azúcares.
  • Ácidos grasos: pescados azules, frutos secos… Disminuyen el colesterol y, con ello, el riesgo cardiovascular. 
  • Agua. Fundamental para que el organismo funcione bien.

La estrategia:  En la sede americana de Google, por ejemplo, colocan la fruta  deshidratada ¿des… que? en frascos de vidrio transparente, mientras que los dulces y chocolates están en tarros opacos. ¿no sería mejor no llevarlos? Una estrategia que también aplican a los refrescos azucarados, frente a los que priorizan los más saludables.

 Vigila y respeta tus horas de sueño.

Foto: Antonio Terrón.

Vigila y respeta tus horas de sueño.
 

El sueño: en busca de las horas perdidas

Si eres de las que duerme una media de cinco-seis horas diarias de lunes a viernes y el fin de semana intentas compensar con largas siestas, estás cometiendo un error. “Intentar recuperar el sueño perdido no sirve de nada“, advierte el doctor Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño Dr. Estivill. “El sueño es nuestro taller de reparación, restauración y memorización de todo lo que hemos gastado y aprendido durante el día”, asegura. Absolutamente cierto

Esto tiene consecuencias: cansancio, irritabilidad, falta de memoria, mal humor, toma de decisiones erróneas…¿Quien da más?…¿Quizas jefa tóxica?

Piel y emociones, conexión química

El problema: Además de la dermatitis y deshidratación de la piel provocada por el estrés, otro de los problemas es la tremenda caída de pelo que sufren la mayoría de las directivas. Cierto lo compruebo en muchos casos.

La solución: Para evitarlo, “deben cuidarse especialmente, evitando agresiones externas como el sol, e internas. Esta agresión interna por estrés requiere cremas con antirradicales libres, dietas ricas en vegetales y ácidos grasos omega 3, y meditación y relajación, aunque sea de unos minutos, varias veces al día. Y una buena dermatóloga“, recomienda la doctora Aurora Guerra, jefa de sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Nuestra solución: el programa Necarma con Biofeedback

 El estrés puede provocarte la caída del cabello. Vigila tu exposición al sol, la alimentación o el sueño para evitarlo.

Foto: Toni Bernad.

El estrés puede provocarte la caída del cabello. Vigila tu exposición al sol, la alimentación o el sueño para evitarlo.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *