¿Cómo afecta a la empresa las tensiones diarias?

 

Nos consideran expertos en este área a nivel individual y de empresa

¿Cómo afecta esto en la empresa (o a usted mismo) en…
  
  • ¿La toma de decisiones? Decisiones se toman. ¿Son las mejores? Pueden ser las mejores si las toman cuando están irritados?  Todos lo hemos vivido. Yo mismo las he tomado en este estado. No son las mejores decisiones.
  • ¿En los resultados operativos? ¿Tu productividad mental, tus informes estan a la altura o podrían mejorar?
  • ¿En las relaciones con tu equipo, colaboradores, clientes? ¿Puedes crear equipo en estas circunstancias?
  • ¿Una negociación en la que te juegas una venta importante? ¿Sera la mejor posible si no duermes?
  • ¿En las decisiones operativas que se toman a diario? ¿Son realmente tus mejores decisiones, si tienes un run run de enfado?
  • ¿En la comunicación al exterior o en situaciones de crisis? ¿Que haces con 10 micrófonos en tu boca? ¿Y solo con uno delante de un auditorio?
  • ¿Al hablar en público, en presentaciones, o ante clientes o personas relevantes? ¿Hablas solo desde la cabeza?
  • ¿En una adquisición, fusión, alianza con otra empresa? ¿Vas a poder realizar el mejor contrato?
  • ¿En una negociación de alto nivel? ¿Estas a nivel de la negociacion si tus digestiones no son buenas?
  • ¿En la creatividad, innovación y desarrollo de nuevos proyectos? ¿Trabajas al máximo de tu creatividad si tu cerebro reptil esta activado porque sabes algo o te pasao algo que no te gusta?
  • …. 
Las empresas pierden mucho más dinero por estas causas,
que por el absentismo o las bajas profesionales o por maternidad
 
  • Muchas personas, muchos directivos, viven con un nivel de estrés que entienden como algo lógico para los tiempos actuales.

Sienten algunos síntomas que la mayoría de las veces no los entienden como: Constante irritación. InsomnioFalta de concentración. Postergan las decisiones. Ansia o rapidez al comer, o falta de apetito. No les gusta que lleguen los lunes o las mañanas laborables, ansiosos en su quehacer…

No le dan importancia porque es una cosa normal o piensan que es lo normal, cuando el estrés va abriéndose camino paso a paso.
 
El problema se agrava cuando comienzan a sentir los efectos físicos: Dolores de espalda. Caída del cabello. Excesivo cansancio. Pérdida de memoria. Malas digestiones. Sudoración excesiva. Perdida de dientes. Alergias. Más enfermedades. Desordenes alimenticios. Dolores musculares. Etc.
 
A pesar de ello muchas personas siguen aún sin darle importancia, piensan que es la vida, la edad que uno tiene, la situación actual que es pasajera,…
 
Y cuando comienzan a darlo importancia muchas veces es demasiado tarde: Infarto. Ictus cerebrales. Hipertensión. Taquicardias. Impotencia. Infertilidad. Reflujo gástrico, Apneas. Agresividad. Adicciones. Daños contra si mismos. Envejecimiento prematuro. Etc.
 
Haz un escáner en tu entorno cercano y piensa
en las personas que conoces con estos síntomas:

Insomnio.     Desordenes digestivos.     Infartos.     Falta de concentración.     Dolores de espalda.     Irritabilidad.     Caída de cabello.     Sensación de agobio.     Falta de libido.     Sensación de no tener tiempo.     Pérdida de memoria.     Cáncer.     Arritmias.     Comer desordenadamente.     Adicciones (tabaco, alcohol, etc).     Falta de concentración.     Ansiolíticos.     Pena profunda.     Angustia.     No desear ir a trabajar.     Obesidad.     Impotencia.     Infertilidad.     Jefes tóxicos.     Mobbing.     Exhaustos al final del día.     Dificultad para tomar decisiones. Etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *