No estreses a tus hijos. Comparto un articulo que me parece muy interesante y aplicable a los adultos

http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/no-estreses-a-tus-hijos-1370049920

Issela García / Saltillo, Coach.- La mayoría de las personas asocian el estrés con situaciones adultas como el trabajo, ritmo de vida, economía y problemas de cualquier índole, e incluso se tiene la creencia de que los niños viven sin problemas y mucho menos estrés, sin embargo existen vivencias o circunstancias a las cuales los niños están expuestos que desembocan en situaciones de ansiedad.

“Se cataloga al estrés como una respuesta que el organismo tiene ante cualquier cambio, ya sea externo o interno con la invención de prepararse para hacer frente a lo nuevo, no es una respuesta negativa, es decir, nuestro cuerpo está entrenado para adaptarse y ponerse en marcha ante las situaciones o cambios”, asegura el especialista Alfredo Miramontes.

El verdadero problema inicia cuando esta situación de estrés se produce durante periodos prolongados y ante estímulos que no significan algún peligro real, entonces el organismo llega a una etapa de agotamiento en donde produce distintas reacciones, tanto a nivel físico como psicológico, en situaciones que no pueden controlar y que le perturban afectando su salud.

CAUSAS

Las causas de este padecimiento pueden ser muy variadas, como el exceso de trabajo, la presión ante el rendimiento escolar que se les exige, una situación de cualquier tipo puede ser motivo para provocar estrés en los pequeños en cierto momento.

Cada niño puede reaccionar con ansiedad y estrés ante diversas situaciones, entre las más comunes se encuentran:

ENTORNO ACADÉMICO

– Situaciones escolares como preocupación por las calificaciones.
– Periodo de pruebas o exámenes.
– Temor a ser molestado o no aceptado por otros niños.

ENTORNO FAMILIAR

– Peleas habituales de los padres
– Divorcio
– Nacimiento o integración de un nuevo miembro a la familia.

Existe diferentes condicionantes que también pueden provocar esta respuesta en los niños como el exceso de actividades, al igual que disciplina, los pequeños necesitan tener suficiente tiempo libre para jugar, descansar sin sentir alguna presión, “En ocasiones no es positiva la presión que ejercen algunos padres sobre sus hijos con respecto a estas actividades extraescolares, como cuando los papás pretenden que el pequeño sea el mejor jugador del equipo y gritan, se molestan y regañan cuando el pequeño tiene un desempeño que no esperaban”, comenta el psicólogo Miramontes.

“Es importante como padres saber que no todos los niños son iguales y tienden a reaccionar de manera distinta ante el estrés, sin embargo existen varios síntomas que se presentan tanto físico como emocionales que pueden ser señales de que esté padeciendo estrés”.

SÍNTOMAS

– Falta de apetito.
– Insomnio.
– Dolor de cabeza.
– Dolor estomacal.
– Llantos.
– Se muestran tristes.
– Mal carácter.
– Presentan un carácter distante.
– Disminuye su rendimiento académico.

TOMA NOTA

– Como padres de familia es fundamental saber qué situaciones pueden generar estrés en los pequeños para, a su vez, evitarlas anticipándose a las mismas.
– Que el niño se sienta querido y respaldado por sus padres es fundamental para su seguridad y aumentar su autoestima.
– Una actividad extracurricular ayudará a la formación y desarrollo, pero es importante no cargar de manera excesiva su agenda.
– La comunicación es la clave de todo, procurar tener una comunicación fluida y demostrarles que existe la confianza para que puedan compartir lo que deseen y hablar con sus padres cuando tengan algún problema.
– Las actividades deportivas son excelente opción para que el pequeño tenga un momento de relajación y recreación.
– Al notar síntomas de este padecimiento, es importante acudir a un especialista, quien brindará las herramientas adecuadas para su manejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *